Tercera factura millonaria envió EEUU a BP por derrame de petróleo en Golfo de México

derrame-petroleo1La  petrolera británica ya pagó las dos primeras facturas. En tanto, el derrame continúa.

Su tercera factura por la lucha contra el derrame de petróleo en el Golfo de México, envió el gobierno estadounidense a la petrolera británica British Petroleum (BP).

Se trata de 51,4 millones de dólares, de un total de 122,3 millones de dólares que solicitó Estados Unidos; y BP ya pagó totalmente las dos primeras facturas.

En tanto, las autoridades federales ampliaron la zona de prohibición de pesca en el Golfo en unos 15.500 kilómetros cuadrados a unos 225.300 kilómetros cuadrados.

De esta manera, un 36 por ciento de las aguas bajo supervisión oficial están cerradas a la pesca.

Cabe señalar, que el diariamente crecen los daños de este último gran desastre medioambiental, causado por la explosión de una plataforma estadounidense y su posterior hundimiento, derramando los 16.700 barriles de petróleo que ésta contenía, además de la muerte de once personas.

Lo que se inició el 20 de abril continúa, al parecer, por un aumento de presión en el pozo petrolífero. Diariamente se está esparciendo mil barriles de crudo en el Golfo de México, con un impacto ambiental de consecuencias catastróficas, pues en ese lugar habitan miles de especies marinas: peces, tortugas, delfines, ballenas y pelícanos.

Hace unos pocos días, la superficie del Golfo afectada por el derrame era de cerca de 1.000 km2, pero el petróleo sigue escapándose sin control.

La compañía Transocean, propietaria de la plataforma que había alquilado a la empresa BP para la explotación del pozo, se está encargando de intentar detener el desastre.

Su intención es perforar un pozo de alivio, con la ayuda de otras dos plataformas. Intentando detectar el escape de petróleo y detenerlo mediante la inyección de un líquido pesado.

No obstante, las lluvias y tormentas presentes en la zona, además de un intenso oleaje, están complicando la realización de estas tareas.

Hasta el momento, las costas de EE.UU. y México son las más afectadas, por lo que están en situación de alerta.

 

Related News

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *